lunes, 22 de agosto de 2011

Proceso de fabricación del Concreto Premezclado


El concreto de uso común, o convencional, se produce mediante la mezcla de tres componentes esenciales, cemento, agua y agregados, a los cuales eventualmente se incorpora un cuarto componente que genéricamente se designa como aditivo.

1)    Selección y manejo de materiales.

Los proveedores de materias primas deben cumplir con exigencias de calidad para la producción de los productos.

Se compran grandes volúmenes de materiales debido a que la cantidad de concreto que se vende en la cementera es muy grande. Los agregados no los consiguen en Cozumel, lo importan ya que el de la Isla contiene sal y es perjudicial para construir. 

1)    Programación.

Las materias primas se programan con base a las necesidades de los clientes. Rigiéndose a un estricto control de calidad que garantiza el producto final.

2)    Almacenamiento.

1)    Dosificación de la mezcla y centro de control.

La dosificación de la mezcla es elaborada de manera automatizada, por peso de material y con un banco de fórmulas alimentadas en la memoria del computador que opera el sistema.
Cabina para controlar el proceso de dosificación de la mezcla y cargue. La orden de cargue es dada por el despachador, el cual maneja los despachos del día basado en una programación, en donde se encuentra registrado de manera controlada las calidades del producto. 

1)    Transporte y entrega.

Control de calidad del concreto.

En la concretera el laboratorista selecciona muestras de agregados y los lleva al laboratorio para asegurarse de su calidad. El laboratorista hace diferentes mezclas de concreto de diferentes fuerzas y las vierte en probetas cilíndricas para luego sumergirlas en agua y se curen. Estas mezclas se deben probar periódicamente, cada 3, 7 y 28 días. Si se le agrega aditivo las pruebas se hacen cada 3, 7, y 14 días.

La prueba consiste en aplicar fuerza sobre la probeta a las cuales se les pone una plantilla de azufre para que la presión sea uniforme, de esta manera se monitorea la resistencia ante la presión del concreto.
Si el concreto no es de calidad la prueba se rompe o se fractura.

Para comprobar la consistencia del concreto se utiliza un cono. Se le introduce la mezcla del concreto hasta llenarlo, luego se alza el cono y la mezcla queda en la base, con un fluxómetro se mide la altura o el espesor que dejo. Si el concreto esta muy bajo, quiere decir que la mezcla es muy aguada y por lo tanto es de baja resistencia.


Precios.



Fuente de información:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada